Vistas a la página totales

martes, diciembre 18, 2012

Adultos mayores superarán a los jóvenes de hasta 14 años para el 2050


Actualmente hay dos millones 638 mil representantes de la tercera edad en el país, la mayoría de los cuales son mujeres.


Carlos tiene 61 años. Rodrigo, su nieto, aún no cumple su segundo año de vida. En 2025, cuando el pequeño cumpla 14, su abuelo tendrá 74. Ese año, ambos serán parte de los grupos etarios de mayor densidad en el país.
Según las proyecciones derivadas de la Encuesta Casen 2011 -corroboradas por el Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama)- en el 2025 el número de personas mayores de 60 años será igual a la cifra de menores de entre cero y 14 años.
Este panorama se modificará más al 2050. Ese año, los mayores de 60 superarán a los menores de 14. “Esto demuestra que el país está envejeciendo aceleradamente. Por lo tanto, las políticas deben ser replanteadas”, sostiene Rosa Kornfeld, directora del Senama.
La Casen señala que hoy en Chile hay poco más de dos millones 638 mil adultos mayores, de los cuales casi 1 millón 511 mil son mujeres, y 1 millón 127 son hombres.
Por otro lado, los datos preliminares del Censo 2012 indican que la tasa promedio de crecimiento anual de la población, de la última década, es un 0,97% inferior a los períodos anteriores. Esto ubica al país en el quinto lugar de los de menor crecimiento de América Latina.
“Hay un envejecimiento de la vejez”, agrega Kornfeld y precisa que este fenómeno ya se evidenció en los países desarrollados. “No fue de un momento a otro, la diferencia está en que los europeos envejecieron con dinero, en cambio, los países subdesarrollados lo han hecho de forma más lenta, pero sin ese respaldo económico”.
Pero Chile tendría una ventaja: un lapso de tiempo que permitiría modificar la situación política y económica del adulto mayor. “Esto debe hacerse creativamente, porque los recursos no sobran”, dice Kornfeld.
Política integral
En este escenario, Senama presentó la Política Integral de Envejecimiento Positivo, que busca preparar al país para enfrentar estos desafíos. Para ello, se conformó un comité interministerial.
“Esta es una realidad demográfica propia de países que alcanzan un nivel de desarrollo y que hace crecer las expectativas de vida. Queremos dejar en marcha una política para el adulto mayor”, sostiene el ministro de Desarrollo Social, Joaquín Lavín.
Para ello, hay propuestas de corto, mediano y largo plazo, que trazan el camino hasta el 2025. En 2013, a través del Senama, se abrirá un fondo concursable para que los centros de larga estadía que tengan adultos mayores postrados o semivalentes consigan recursos extras. La idea es que el gasto sea compartido por la beneficencia, la pensión básica solidaria y el Estado.
También se habilitarán hasta ocho centros diurnos para postergar la institucionalización de adultos mayores, permitiendo que pasen más tiempo con sus familias y evitar que los centro de larga estadía se atochen. Este año, además, partió la formación de cuidadores domiciliarios para ayudar a las familias que tienen adultos mayores postrados en casa.
Por otro lado, el Ministerio de Vivienda está entregando un subsidio de 70 UF a un adulto mayor que quiera construir una pieza con baño en la casa de un familiar.
Además, el Ministerio de Transportes trabaja en 400 zonas aisladas para que los adultos mayores puedan utilizar la misma movilización que los estudiantes ocupan para ir a sus lugares de estudio. En su caso sería para trasladarse a hospitales o zonas urbanas.
En octubre próximo estará operando un convenio entre Senama y el Sernac que permitirá capacitar a los funcionarios de ambos servicios, tanto en derechos de los consumidores y en el trato a las personas de más edad. “Para atender mejor al adulto mayor; que el funcionario pueda empatizar con la persona atendida y adquiera las competencias para trabajar con personas que, posiblemente, pueden tener problemas de audición, por ejemplo”, dice Kornfeld.
Junto a ello se firmó un convenio entre la Corporación de Asistencia Judicial y algunas universidades, para que los alumnos de Derecho de los últimos años tomen causas relacionadas con adultos mayores.
Adicionalmente, se pretenden modificar los textos escolares para cambiar la imagen que la sociedad tiene del adulto mayor. “Es decir, que no sea la viejita en silla de ruedas con moño, tejiendo. Queremos mostrar una imagen positiva de la vejez”, añade la directora de Senama.
Finalmente, en diversos Colegios Técnico Profesionales del país se creará la especialidad de geriatría social. Para ello ya se becaron 80 profesores para que enseñen a estudiantes de cuarto medio.






Fuente: Diario La Tercera.
EVALUACIONES COGNITIVAS ejecutadas por psicóloga especialista en el trabajo con adultos mayores desde más de 9 años.

Problemas de MEMORIA??

Terapia de activación y rehabilitación cognitiva.


Talleres de Cineterapia.
Clases de computación especializadas que ayudan a potenciar la actividad cognitiva.

Psicóloga Pamela Mutis
pamemutis@gmail.com

viernes, agosto 12, 2011

Los Desconocidos y maravillosos beneficios del OMEGA 3



Yael Groisman, nutricionista de la Universidad Mayor, señala que los ácidos grasos omega 3 son esenciales y deben ser incorporados idealmente en la dieta diaria. Mejoran lo niveles de triglicéridos, la presión arterial y reducen el riesgo de formación de trombos.
por latercera.com -

Muchas veces los malos hábitos alimenticios de gran parte de los chilenos hace olvidar la importancia que ciertos nutrientes tienen para el correcto funcionamiento del organismo, especialmente algunos como el omega 3, que por desconocimiento o falta de interés no son incluidos a diario en las comidas, a pesar de que es posible encontrarlos en alimentos tan comunes y de fácil acceso como el huevo o el pescado.

Según señala la nutricionista de la Universidad Mayor, Yael Groisman, los ácidos grasos omega 3 (AGω3) son fundamentales para nuestra salud y deben ser consumidos, idealmente, en la dieta diaria. Específicamente, los que tienen mayores beneficios en la salud son el ácido eicosapentanoico, EPA, y el ácido docosaexanoico, conocido como DHA. Estos se metabolizan en nuestro cuerpo y producen derivados que son muy beneficiosos para la salud.

“Por ejemplo, el EPA tiene efectos hipotrigliceridémicos, es decir, baja los triglicéridos plasmáticos, mejora la presión arterial y evita la formación de trombos, por lo que su consumo se ha relacionado con la protección de las enfermedades cardiovasculares. En tanto, el DHA es particularmente importante en la formación y función del sistema nervioso y visual en los mamíferos. Además, durante la nutrición perinatal ha sido atribuido principalmente a la funcionalidad del cerebro y de la visión”, señala Yael Groisman.

Algunos estudios realizados tanto en ratas como en humanos, han demostrado que los recién nacidos que reciben lactancia materna presentan mejores resultados en la aplicación de test que miden la inteligencia, la memoria, la capacidad de aprendizaje y la agudeza visual.

Igualmente, el aporte de DHA a pacientes con enfermedad de Alzheimer y Parkinson disminuiría considerablemente los efectos neurológicos de estas patologías. Del mismo modo, el uso experimental de DHA en pacientes bipolares produce una importante disminución de la frecuencia de los períodos de crisis en estos pacientes.





Pero, ¿en qué alimentos podemos encontrar en mayor proporción el omega 3? Yael Grosiman indica que la mejor manera de consumirlo es a través del pescado, específicamente los azules o grasos (atún, salmón, anchoa, jurel, sardina), y que idealmente se deben consumir dos a tres porciones semanales.

“Es recomendable consumir, además, aceites vegetales que aporten cantidades relativamente altas de ácido alfa-linolénico (canola, por ejemplo, o también soja), ya que los adultos podemos transformar este ácido graso en EPA. También hay leches, yogurt y margarinas que contienen ácidos grasos omega-3, que son buenos alimentos, pero el aporte de ácidos grasos omega-3 de estos productos es bajo”, señala la profesional.

En cuanto a los huevos enriquecidos con omega-3, Yael Groisman dice que son efectivos, ya que por unidad pueden aportar hasta 250 miligramos de EPA, pero que no son comparables con una porción de jurel o salmón, que pueden aportar sobre 4 gramos.

Finalmente, para los más prácticos está la alternativa de consumo de cápsulas de aceite de pescado (si es que se tolera por su fuerte sabor), ya que una sola cápsula de 500 mg aporta 100 mg de EPA.


Fuente: www.pediatraldia.cl

martes, agosto 09, 2011

Un estudio muestra que el consumo moderado de cerveza puede incluirse en la dieta de las personas mayores

La cerveza incluye nutrientes y líquidos fundamentales para el buen funcionamiento del organismo

MURCIA, 9 Ago. (EUROPA PRESS) -

La cerveza aporta más de 2.000 elementos con un especial interés nutritivo como vitaminas del grupo B (especialmente, ácido fólico), fibra y minerales (silicio, potasio y magnesio). Además, el 92 por ciento de la cerveza es agua, por lo que esta bebida puede contribuir a evitar la deshidratación de las personas mayores, según han informado fuentes del centro de información de cerveza y salud en un comunicado de prensa.

Así lo manifiesta el manual 'Cerveza, hidratación y mayores', elaborado por el profesor Jesús Román Martínez, presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, y avalado por la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas (FHOEMO).

Por otra parte, el hecho de que la cerveza pueda prevenir enfermedades cardiovasculares, neurodegenerativas o relacionadas con los huesos, también sitúa a esta bebida fermentada como una buena opción para las personas mayores.

Las personas mayores son especialmente sensibles a la deshidratación. Según Martínez, "los mayores sin patologías médicas que consumen cerveza de forma moderada disfrutan de una bebida cuyo sabor evoca a la juventud y les aleja de la monotonía, por lo que incluir este tipo de bebidas en la dieta puede suponer un atractivo adicional.

Además, la cerveza incluye nutrientes y líquidos fundamentales para el buen funcionamiento del organismo". Así, este consumo se refiere siempre a personas sanas en cantidades moderadas (una o dos unidades para mujeres y dos o tres para hombres) y, preferiblemente, acompañada de alimentos.

El consumo diario de agua es imprescindible para la vida y las necesidades de este líquido se han calculado en torno a los 30 - 35 mililitros por cada kilogramo de peso y día. Esto quiere decir que una persona mayor, con un peso cercano a los 70 Kg, necesita ingerir en condiciones normales aproximadamente unos 2.100 - 2.450 mililitros de agua diarios.

"Esta ingesta de líquidos suele resultar difícil para las personas mayores debido a una menor percepción de la sed, por lo que la cerveza, por su sabor, puede ser una opción válida y apetecible que puede contribuir a evitar la deshidratación de estas personas", ha explicado Martínez.

La cerveza sin alcohol, con similares propiedades que la tradicional, es una buena alternativa para las personas mayores que deben tomar fármacos o tienen algún tipo de patología.

Además, tanto la cerveza tradicional, como la sin alcohol son pobres en sodio. Esto hace que incluso las personas hipertensas puedan consumir cantidades razonables de esta bebida, que puede contribuir -dado su sabor y frescor muy bien aceptados- a la hidratación de las personas mayores.

BENIFICIOS CARDIOVASCULARES

La cerveza contiene vitaminas, minerales, antioxidantes naturales y otros compuestos imprescindibles en nuestro organismo. Debido a la presencia de estos elementos, las investigaciones nacionales e internacionales apuntan a que esta bebida fermentada puede tener beneficios adicionales sobre la salud cardiovascular.

Por otra parte, en los últimos años se han publicado varios estudios que constatan que el consumo moderado de cerveza protege al organismo de la oxidación y el envejecimiento de las células, por lo que puede prevenir o retrasar enfermedades degenerativas, muy presentes en edades avanzadas.

Asimismo, diversos trabajos de investigación confirman que la cerveza, consumida de forma moderada por adultos sanos, puede mejorar la respuesta inmune contra los agentes responsables del desarrollo de enfermedades infecciosas.

Según un estudio realizado por el Instituto del Frío del CSIC, tanto en mujeres como en hombres adultos y sanos, el consumo moderado de cerveza durante un mes produce un efecto beneficioso, al observarse una mejora en el sistema inmunológico, especialmente en las mujeres.

La cerveza es una de las principales fuentes de aporte de silicio a nuestra dieta, un mineral que parece interaccionar con el aluminio, metal neurotóxico que se relaciona con el Alzheimer, demencia y otros desórdenes neurodegenerativos.

Fuente:

http://www.europapress.es/sociedad/consumo-00648/noticia-estudio-muestra-consumo-moderado-cerveza-puede-incluirse-dieta-personas-mayores-20110809103136.html

jueves, agosto 04, 2011

EVALUACIONES COGNITIVAS ejecutadas por psicóloga especialista en el trabajo con adultos mayores desde más de 9 años.

Problemas de MEMORIA??

Terapia de activación y rehabilitación cognitiva.

Clases de computación especializadas que ayudan a potenciar la actividad cognitiva.

Psicóloga Pamela Mutis
pamemutis@gmail.com

viernes, abril 29, 2011

Estimados Amigos:

Se presenta la página oficial del Año Europeo del Envejecimiento Activo y la Solidaridad entre las Generaciones 2012

http://http://ec.europa.eu/social/ey2012.jsp?langId=es

Vamos avanzando!!!

Pamela Mutis
Psicóloga y gerontóloga social.

sábado, octubre 02, 2010

TALLER INTERVENCION EN CRISIS: POST TERREMOTO

ADULTOS MAYORES, REGION DEL MAULE.


Santiago, Octubre 2010.


video

miércoles, setiembre 22, 2010


Geriatra recomienda que el adulto mayor esté en constante movimiento

22/Septiembre/2010

Trabajos domésticos, tales como ir de compras, cocinar, limpiar, entre otros, que mantengan un nivel adecuado de actividad física son recomendables para los adultos mayores, porque, además, esto les ayudará desde un punto de vista mental.

Los especialistas sostienen que es conveniente potenciar ocupaciones simples como jardinería, bricolaje o paseos diarios, porque los representantes de la tercera edad tienen que luchar, en la medida en que se pueda, contra la inactividad, agregando que es evidente que un estado saludable tanto de cuerpo como de espíritu, favorece un envejecimiento activo.

La actividad física además de comportar beneficios para el individuo también los comporta para la sociedad por la reducción de costos en salud y cuidados asistenciales.

El miembro de la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile, doctor Augusto Brizzolara, expresó que la actividad física reporta varios beneficios. En el área mental, se observa una reducción de la sintomatología ansiosa, ya que la actividad física regular eleva los niveles de endorfinas, noradrenalina y serotonina, lo que genera estabilidad de ánimo y favorece un sueño reparador.

Agregó que el ejercicio mejora el rendimiento cognitivo en personas con demencia y trastornos cognitivos, en adultos mayores con baja auto-estima producto de pérdidas en su autovalencia, la actividad física aumenta el auto-estima y lleva a una mejora en la percepción de bienestar.

El especialista sostiene que a nivel músculo-esquelético, en las mujeres post-menopáusicas se observa que el ejercicio produce una disminución en el ritmo de pérdida de masa ósea y el efecto mecánico de la tracción de los músculos sirve de estímulo para la formación ósea.

También mantener actividad física aparece como una herramienta útil en la prevención de caídas en el adulto mayor.

Brizzolara dijo que desde el punto de vista cardiovascular es ampliamente reconocido que 3 a 5 sesiones semanales de ejercicio son capaces de mantener una buena función cardiovascular. La actividad física contribuye a la prevención y manejo de una serie de enfermedades, entre las que se destacan las enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus tipo II, obesidad, hipertensión arterial y depresión, entre otras.

Sin embargo, hace una advertencia, expresando que "es evidente que la sobreestimación de las propias capacidades, la competitividad o el intentar mantener un tono físico similar al de otras épocas pasadas puede comportar serios peligros que deben ser tenidos en cuenta. Los riesgos del ejercicio físico en esta época de la vida se sitúan principalmente en dos ámbitos: existe un riesgo cardiovascular latente, y en segundo término, hay que valorar la existencia de osteoporosis ya que esta enfermedad, que se caracteriza por una disminución de la masa ósea, hace que los huesos afectados sean más porosos y se fracturen con mayor facilidad que un hueso normal.

Pero el médico reafirma que el movimiento es uno de los principales medicamentos contra el envejecimiento patológico.